Rutas escondidas a visitar en Nueva York Rutas escondidas a visitar en Nueva York Pincha para ver más grande

No sabemos si a ti te ocurre lo mismo pero a nosotros nos da mucha rabia visitar un lugar y sentirnos turistas. De hecho, muchas veces no terminamos de disfrutar de una ciudad porque tenemos la sensación de que todo es artificial y que lo hemos visto mil veces. ¿Que a qué se debe esto? Básicamente a que tenemos muy poco tiempo y todos los que visitamos un lugar vemos las cosas más impresionantes y famosas: El Coliseo en Roma, la Torre Eiffel en París, el London Eye en Londres... y así podríamos seguir hasta mañana.

Pues bien, toda estas ciudades tienen muchas más cosas bonitas; cosas que no son tan conocidas como sus monumentos más famosos pero que siguen manteniendo esa autenticidad que le otorga un punto de magia. Y sin duda, la ciudad que más rutas escondidas tiene para visitar es Nueva York.

Así que hoy vamos a volvernos un poco “indies” y a buscar rutas alternativas a las ya conocidas.

    • Bathtub Gin

Si te encuentras por el barrio de Chelsea, nuestra primera parada te va a pillar muy cerca; concretamente estamos hablando de la cafetería Stone Street Company. Si te asomas por la puerta seguro que ves a un camarero y un par de hombres sentados sin mucho trabajo... ¡Acércate y verás! Cuando entras y le preguntas al camarero por el bar, te abre una puerta secreta camuflada en la pared que te lleva a un bar oculto decorado como en los años 20. Además, son especialistas en gintonics.

Pero ojo, no tengas miedo porque, aunque lo parezca, no es nada raro. Simplemente, han sabido montárselo.

    • Eagle Street

Por si el primer lugar te ha parecido un poco siniestro, vamos a algo un poco más convencional. Tendrás que desplazarte hasta Greenpoint pero te aseguramos que merece la pena, ya que encontrarás una preciosa granja llena de huertos encima del techo de una fábrica. Dicho así suena raro pero cuando estás allí puedes ver una vista panorámica de todo Nueva York con sus edificios más emblemáticos y su distintivo Skyline.

    • Staple Street Skybridge

Y aunque todos estos lugares tienen un encanto especial, al final, lo que realmente tiene magia son los momentos cotidianos en los sitios de siempre. Por este motivo, si pasas cerca de Staple Street Skybridge, no dudes en visitar este callejón porque tiene un encanto especial. Es una pequeña calle con escaleras colgantes a los lados y un puente que comunica un edificio con el de enfrente. Seguro que lo has visto en numerosas películas, así que será idóneo para realizar una sesión de fotos.

En definitiva, los lugares de siempre están muy bien pero hay veces que tenemos que probar cosas nuevas y dar un paseo por el New York más alternativo del momento. De esta forma, también sales de la superficialidad de los lugares turísticos y ves cómo es la vida de los neoyorkinos de verdad.


Comparte este artículo